En cuanto al tipo de trastornos mentales que más afectan, los afectivos ocupan el primer lugar a la hora de valorar los días laborales perdidos y días de trabajo reducido, seguido de los trastornos de ansiedad, los de personalidad y los producidos por abuso de sustancias.

Ésta es una de las principales conclusiones que se extrae del estudio ‘Diagnósticos y Prescripciones en Salud Mental, Atención Primaria e Incapacidad Laboral Temporal’, financiado por la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, dependiente del Ministerio de Trabajo. Un documento que también alerta de los costes económicos derivados de la mala atención a estos enfermos.

Según el trabajo, los pacientes de salud mental utilizan más recursos asistenciales en el sistema de salud, lo que genera un coste alrededor de un 72% más que el resto de los pacientes atendidos por médicos de Atención Primaria.

De acuerdo con el informe, del total de los costes generados por estos pacientes un 27% se refieren a costes fijos-semifijos, y casi un 73% a otros costes variables como es la derivación de especialista, pruebas complementarias y prescripción farmacéutica. Aunque es la prescripción farmacéutica la que mayor coste implica, superando el 60% de los costes variables.

De hecho, la prescripción de antidepresivos en la última década se ha triplicado, sin embargo «no ha venido acompañado de una reducción significativa del número de ‘incapacidades laborales temporales’ por psicopatología, ni de su duración», advierte el trabajo.

Por otra parte, señala que sólo un tercio de los tratamientos en salud mental en España cumplen criterios mínimos adecuados, es decir que el paciente tratado por un médico de Atención Primaria recibe farmacoterapia por un mínimo de dos meses, ha tenido un mínimo de cuatro visitas con especialista en salud mental, o de Medicina General o cualquier otro médico; o un mínimo de ocho sesiones de psicoterapia por un psicólogo o psiquiatra, con un tiempo mínimo de 30 minutos cada una.

Así, observan que menos del 40% de los ciudadanos que actualmente padecen depresión recibe el tratamiento adecuado, sin embargo se estima que los gastos totales provocados por esta enfermedad, cuantificados en el contexto de la Unión Europea, ascienden a 161 billones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.