El senador Martín del Campo propone fortalecer actividades deportivas para disminuir conductas lacerantes que afectan a la sociedad.

Unicef estima que el deporte es mucho más que un lujo o una forma de entretenimiento. El acceso al deporte y la participación en el mismo es un derecho humano y es básico para que los individuos de cualquier edad lleven una vida sana y plena.

El deporte, desde el juego y la actividad física hasta el deporte de competición organizado, tiene un papel importante en todas las sociedades. Es fundamental para el desarrollo del niño. Enseña valores básicos tales como la cooperación y el respeto; mejora la salud y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades; es una importante fuerza económica que proporciona empleo y contribuye al desarrollo local; y une a los individuos y las comunidades, superando barreras culturales y étnicas.

Aunque se reconoce constantemente que el deporte y el juego son un derecho humano, no siempre son vistos como una prioridad. El deporte es una herramienta rentable para hacer frente a muchos retos en el ámbito del desarrollo y la paz. 

Entonces, con el fin de estimular fiscalmente a personas y empresarios que inviertan en el deporte social, el senador de Acción Nacional, Juan Antonio Martín del Campo, presentó un proyecto de decreto para adicionar el Capítulo XII al Título VII denominado: “Del estímulo fiscal al deporte social” del artículo 205 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

El legislador manifestó que el deporte social fomenta y estimula que todas las personas tengan igualdad de participación de actividades deportivas con finalidades recreativas, educativas, de salud y rehabilitación.

Asimismo, indicó que el deporte en México aún está evolucionando, toda vez que, la falta de hábitos en las prácticas deportivas y el elevado nivel de sedentarismo de la población están asociadas a un bajo nivel en educación física efectiva que reciben los alumnos.

Por ello, Juan Antonio Martín del Campo entendió que fortalecer el deporte de manera habitual es una fórmula pensada disminuir conductas lacerantes como la violencia, la falta de equidad, embarazos prematuros, alcoholismo y deserción escolar.

El senador propuso reformar la Ley del Impuesto sobre la Renta para establecer un incentivo fiscal a favor de aquellos contribuyentes que inviertan en proyectos de infraestructura, rehabilitación, mantenimiento y adecuación de espacios públicos deportivos. Este proyecto ya fue remitido a la Cámara de Diputados para su análisis.

Con esta iniciativa deberá crearse un Comité interinstitucional, en donde estén los miembros de la dirección de centros deportivos, escolares y municipales, así como un representante del SAT y un integrante de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El monto total del estímulo informó, no excederá de los 500 millones de pesos por cada ejercicio fiscal, ni de 25 millones de pesos por cada contribuyente aportante o proyecto de inversión.

Desde su banca, el legislador informó sus deseos de fortalecer a los municipios, estimular a los contribuyentes a que realmente vean por su comunidad. “Teniendo una sociedad sana tendremos una mejor sociedad”, finalizó.

Fuente: Senado de la República de MéxicoUnicef