La primera sesión de la Comisión Permanente se llevará a cabo este lunes, a fin de tratar como único punto la convocatoria para el periodo extraordinario.

La fecha de la primera sesión de la Comisión Permanente ya había sido adelantada por el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres Guadarrama, y el vicepresidente de este órgano del Congreso, Porfirio Muñoz Ledo.

El debate sobre la reforma educativa se prevé que sea programada para este miércoles, dos días después de iniciadas las sesiones, en periodo extraordinario, de la Comisión.

Tras una reunión con integrantes de la Mesa Directiva de la Permanente, Martí Batres manifestó que aunque aún no está definida una fecha para el periodo extraordinario, existe la posibilidad de que éste se lleve a cabo el miércoles 8 de mayo, con el propósito de desahogar la reforma educativa.

No obstante, Batres manifestó en diálogo con la de prensa, que aún “no es un acuerdo, es una posibilidad y, en su caso, tendría que ser resuelto por la Comisión Permanente”, que es la facultada para convocar, definir los temas a tratar y las fechas del periodo extraordinario.

El senador también señaló que podrían darse varios periodos extraordinarios y en cada uno abordar un tema específico. “Puede ser que el 8 de mayo se dé un extraordinario para abordar la reforma educativa, pero esto es una posibilidad hasta este momento. El acuerdo definitivo sólo lo puede tomar la Comisión Permanente”, aclaró.

La convocatoria deberá ser aprobada por dos terceras partes de los miembros presentes en la Asamblea de dicho órgano. “Por lo tanto, esto ameritará acuerdos y acercamientos entre los Grupos Parlamentarios”, sostuvo el presidente de la Mesa Directiva.

En referencia a la transformación educativa, Martí Batres consideró que la reforma planteada por la Cámara de Diputados es “muy virtuosa, porque equilibra dos derechos que parecían en pugna: el derecho al trabajo de los maestros y el derecho a la educación de niños y jóvenes”.

Destacó que la propuesta elimina la evaluación punitiva, quita el vínculo entre evaluación y permanencia en el empleo, incorpora educación superior y la inicial, como responsabilidades del Estado, transforma el órgano autónomo -de ser evaluador a ser formador- y sustituye la evaluación para la sanción, por la evaluación para el diagnóstico.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo, por su parte, confió en que existirá reforma educativa. Manifestó que es una decisión de Estado. “Nosotros estamos seguros, por nuestras pláticas en la Cámara de Diputados y el contacto con Hacienda y la Secretaría de Educación, que ya tiene todos los elementos que se han pedido”.

“Se evalúa para hacer las cosas mejor, no para correr al señor o a la señora. No se evalúa para eso. Entonces, con base en tantos pulimientos, ya la ley está muy bien para mi manera de ver”, agregó.

La reunión de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente contó con la asistencia el diputado José Elías Lixa Abimerhi, del PAN; las senadoras Claudia Ruiz Massieu, del PRI; y Mónica Fernández Balboa, de Morena.

Fuente: Cámara de Senadores, México