El alto tribunal se concreta que el ex responsable de Endesa debe comparecer el próximo día 13 ante el instructor a las 10.30 horas en calidad de testigo en esta causa.

Dos horas más tarde está citada a declarar Montserrat Carrión Luengo, empleada de la eléctrica, destinataria de los correos electrónicos intercambiados con el Centro de Derecho y Seguridad de la Universidad de Nueva York para la formalización del contrato de patrocinio.

Un día después, el 14 de julio declararán ante el juez Marchena el presidente del BBVA y el ex director de comunicación de esta entidad bancaria Javier Ayuso Canals. Las declaraciones solicitadas por el magistrado concluirán el día 15, con dos responsables de Telefónica: José María Sanz-Magallón Rezusta (consejero delegado de Telefónica Internacional y responsable de la oficina de Telefónica en Estados Unidos) y Loreto Pérez del Puerto (directora de relaciones corporativas internacionales de la compañía).

Estas citaciones llegan después de que el magistrado del Tribunal Supremo solicitara el pasado 10 de junio diversa documentación a Endesa, BBVA, Telefónica y Caixa Cataluña, tras conocer que todas ellas podrían haber patrocinado cursos organizados por Garzón en la Universidad de Nueva York entre 2005 y 2006. En concreto, el juez solicitó certificación de las «cantidades abonadas por cualquier concepto, con indicación de su fecha e importe» al citado centro de Derecho y Seguridad».

Y ha citado a declarar en calidad de testigos a directivos o ex dirigentes de estas compañías, a excepción de Caixa Cataluña, que le hizo llegar un documento en el que asegura que, «tras recabar de los departamentos de Contabilidad, Obra Social y Secretaría y Órganos de Gobierno» la información solicitada, puede asegurar que, «salvo error u omisión», no se abonó «ninguna cantidad» a la Universidad de Nueva York, al Centro Rey Juan Carlos I de España, el Centro de Derecho y Seguridad «o a cualquier otro centro o dependencia de la mencionada Universidad», entre el 1 de marzo de 2005 y el 30 de julio de 2007″.

La acusación popular en esta causa -ejercida por los abogados José Luis Mazón y Antonio Panea- solicitaron al magistrado que citara a declarar a Pizarro para que explique la ayuda de 125.000 dólares que la entidad prestó en 2006 al Centro de Derecho de la Universidad de Nueva York para la organización de estos encuentros académicos.

La petición se produjo después de que Endesa remitiera al alto tribunal diversa documentación que certifica que en abril de 2006 Endesa donó la citada cantidad tras recibir una carta de la directora del Centro de Derecho y Seguridad, Karen Greenberg, solicitando fondos para el patrocinio. La empresa llegó a pactar la donación de 500.000 dólares, si bien finalmente sólo entregó 125.000.

Según el escrito remitido al Supremo por la acusación, la comparecencia de Pizarro es necesaria «porque es imposible creer que una empresa estuviera dispuesta a donar 500.000 dólares a una Universidad extranjera sólo porque se lo pida una profesora en una carta».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.