La CNMV ha publicado una propuesta de circular sobre la publicidad de los productos y servicios de inversión, junto a la apertura de un período de consulta pública, para recabar las opiniones del sector.

Esta Circular desarrollará el contenido de la Orden EHA/1717/2010 de regulación y control de la publicidad de servicios y productos de inversión. Esta Circular se propone una vez aprobada la Circular 4/2020 del Banco de España, sobre publicidad de los productos y servicios bancarios, que se toma como inspiración para este texto. La nueva Circular supondrá un desarrollo y mejora en la regulación de la publicidad del sector, siendo necesaria desde la aprobación de la Orden EHA/1717/2010.

La Circular aplicará a toda publicidad dirigida a inversores o potenciales inversores residentes en España, referidos a:

a) Instrumentos financieros incluidos en la Ley del Mercado de Valores (LMV).
b) Servicios y actividades de inversión y servicios auxiliares de inversión en la LMV.
c) La actividad de gestión de las instituciones de inversión colectiva, capital riesgo y fondos de titulización.
d) Depósitos estructurados de la MiFID II.
e) Plataformas de financiación participativa (crowdfunding y crowdlending).
f) Cualquier otro producto financiero, servicio o actividad sometida a control de la CNMV.

La Circular incluye tanto la definición de que se entiende por publicidad a sus efectos, como aquellas formas de comunicación similares que no entrarían en este concepto. En particular, no se entiende por publicidad: campañas corporativas, presentaciones en la actividad de colocación con inversores institucionales, informes y recomendaciones periódicas de los analistas, así como la información detallada para la contratación de los productos o servicios sujetos a la Circular (como la información precontractual).

Las normas de esta Circular se aplicarán conjuntamente con el resto de leyes sobre publicidad general y sectorial, incluyendo tanto la Ley General de Publicidad, como el Reglamento Delegado UE 2017/565.

Las entidades sujetas deberán establecer una política de comunicación comercial, con los procedimientos y controles internos adecuados para garantizar el cumplimiento de la Circular. Esta política será proporcional a la actividad publicitaria, la complejidad de los productos y servicios ofrecidos, el tipo de receptor de la publicidad y los medios utilizados.
Además de la política de comunicación comercial, las entidades deberán mantener un registro de la publicidad, para el control interno y de la CNMV respecto al cumplimiento normativo de las actividades publicitarias.

La Circular incluye un anexo con los principios y criterios a los que debe ajustarse la actividad publicitaria, con el fin de delimitar el nivel de claridad mínimo de la información.


Sobre el autor

  • Àlex Plana Paluzie
  • Abogado experto en M&A
  • AGM Abogados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.