Este 12 de noviembre ha entrado en vigor la Orden ESS/2098/2014, de 6 de noviembre dictada para cumplir con la exigencia de hacer constar en la nómina la parte de cotización que corresponde a la aportación del empresario, que introdujo  la Ley 27/2011, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

Hasta ahora, en las nóminas de los trabajadores únicamente constaba la base de cotización y el tipo de retención correspondiente a la aportación del trabajador, pero no la determinación de la aportación del empresario. Los empresarios disponen, ahora, de un periodo de seis meses para adaptarse al nuevo modelo de recibo de salarios.

Segúna ha comunicado el Gobierno, la Orden Ministerial da cumplimiento a lo previsto en el artículo 104.2 de la Ley General de la Seguridad Social, añadido por la Ley 27/2011 de 1 de agosto sobre actuación, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social.

Dicho artículo establece que, en los justificantes de pago de sus retribuciones, el empresario deberá informar a los trabajadores de la cuantía total de la cotización a la Seguridad Social indicando la parte de la cotización que corresponde a la aportación del empresario y la parte correspondiente al trabajador.

Según dispone la normativa, el anexo de la Orden de 27 de diciembre de 1994, por la que se aprueba el modelo de recibo individual de salarios, queda modificado en los siguientes términos:

Orden

Captura de pantalla 2014-11-12 a la(s) 11.48.14

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.