La sentencia emitida el último jueves, se derivó de una denuncia presentada por una trabajadora belga despedida cuando estaba de baja por maternidad que vio rebajada a la mitad su indemnización.

En opinión del TUE, si se redujeran los derechos laborales en las bajas por maternidad ésto podría disuadir al trabajador de acogerse a las mismas e incitar al empresario a despedir preferentemente a los trabajadores que están en esta situación.

Entre los argumentos esgrimidos por el Tribunal se menciona el Acuerdo marco sobre el permiso parental suscrito por los agentes sociales europeos que contempla medidas destinadas a promover la igualdad de oportunidades y de trato entre hombres y mujeres, ofreciéndoles la posibilidad de conciliar sus responsabilidades profesionales y sus obligaciones familiares.

Dicho Acuerdo marco establece que los derechos adquiridos por el trabajador en la fecha de inicio del permiso parental se mantendrán sin modificaciones hasta el final de dicho permiso.

Por tanto, el Tribunal concluye que una legislación nacional que reduzca los derechos laborales en caso de permiso parental va «directamente en sentido opuesto» a la finalidad del Acuerdo marco sobre el permiso parental, uno de cuyos objetivos es conciliar mejor la vida familiar y profesional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.