Cava de Llano ha expuesto su preocupación y a través de este escrito que en diez conclusiones expone las irregularidades registradas en la Oficina de Barcelona, informó el CGAE.

Entre las fallas resalta la insuficiencia de personal para el número de expedientes que se tramitan, el abandono de servicios tan importantes como la atención telefónica o la respuesta a consultas realizadas a través de correo electrónico, el desproporcionado número de funcionarios transferidos desde la Oficina de la Generalitat de Cataluña para la gestión de procedimientos compartidos, los retrasos constatados en las renovaciones de las autorizaciones de residencia y en la resolución de los recursos administrativos, la deficiencia de las instalaciones para la atención al público, etcétera.

Además a través del Informe se insta a La Subsecretearía De Política Territorial y Administración Pública y a la Secretaría de Estado e Inmigración a que se amplíe la plantilla de funcionarios y que se inspeccione la relación de puestos de trabajo y su adecuada asignación al número de expedientes.

De la misma manera sugiere habilitar de nuevo los servicios de atención telefónica y de respuesta de consultas a través de la web, instalar un buzón de quejas y sugerencias a fin de detectar las carencias percibidas por los usuarios y articular un sistema de solicitud de cita previa accesible a usuarios que no posean acceso a internet.