“Frente a la corrupción, tolerancia cero. Combatir la corrupción es algo que incumbe a todos los niveles de gobierno, a cada uno en el ejercicio de sus competencias. Y el Gobierno de España ha ejercido con firmeza las suyas y le puedo garantizar que lo seguirá haciendo”, dijo el ministro.

Caamaño consideró que “la corrupción, con independencia de la forma que adopte, pública o privada, urbanística o de otro tipo, afecta al núcleo del sistema democrático, por lo que debe ser perseguida y erradicada sin ningún tipo de miramientos”.

El funcionario recordó varias medidas legales que el Gobierno tomó en este sentido:

A – Reforma la Ley del Suelo para poner fin al “todo urbanizable” que introdujo la ley de 1998.

B – Modificación de la Ley de Montes para protegerlos y evitar que se especule.

C – Aprobación en Consejo de Ministros una reforma del Código Penal en la que se da una nueva regulación a los delitos de corrupción, tanto pública como privada, y se agravan las penas.

Y mencionó otras medidas ejecutivas:

A – Impulso a la Fiscalía Anticorrupción que tenía 10 fiscales en 2004 y hoy tiene el triple.

B – Todas las Fiscalías Provinciales cuentan con secciones especializadas en delitos medioambientales y urbanísticos.

C – Unidad especial de la Guardia Civil.

Caamaño agregó que se han articulado fórmulas de coordinación e intercambio de información entre instituciones vinculadas con este sector como la Agencia Tributaria, Notarios, Registradores y el Catastro.

“La aplicación de todos estos instrumentos está dando sus resultados y eso hace que afloren más casos de corrupción. De hecho, el Grupo de Estados contra la Corrupción –GRECO- reconoce en su Informe de 2009 que ha habido “grandes mejoras” en la lucha contra la corrupción en España”, agregó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.