Zapatero se ha referido a este asunto en el debate celebrado en el Congreso sobre la última reunión del Consejo Europeo y ante las alusiones que se han hecho en su desarrollo a que la agencia Standard & Poor’s (S&P) ha amenazado con rebajar las perspectivas crediticias de España.

«Después de ver la crisis del sistema financiero y de que no hubo capacidad de anticipación, no las acojamos (a las agencias de calificación) como oráculos financieros», ha recalcado antes de apelar a la necesidad de que se tenga en cuenta la valoración de los gobiernos de cada país.

Zapatero ha recordado que el Consejo Europeo de la pasada semana fue «muy contundente» al expresar su apoyo a la solvencia de Grecia y a la política económica del Gobierno de este país para reconducir sus problemas de déficit fiscal y de deuda.

Además, ha señalado que la cumbre europea alertó del impacto que determinados análisis «probablemente exagerados» pueden tener para la estabilidad de las economías y las cuentas.

El aviso de S&P no ha sido el único varapalo recibido por España de las agencias de calificación en las última semanas. Moody’s colocó al país a la cabeza del ‘Índice de miseria’ de los países avanzados por su riesgo financiero y la alta tasa de paro.

Asimismo, el banco suizo Credit Suisse consideró que la economía española es la sexta más débil de un total de 43 países. Sólo Islandia, Grecia, Hungría, Rumanía y Lituania ocupan peores lugares en esta clasificación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.