Las entidades podrán realizar sus emisiones con cargo a los presupuestos de 2008 hasta el 15 de diciembre de 2009, por un importe mínimo de 10 millones de euros y en cualquier divisa.

El Gobierno otorgó a finales de 2008 avales a bancos y cajas por este importe con el objetivo de que realicen emisiones de deuda con garantía del Reino de España que les permitan obtener liquidez con el fin de facilitar la concesión de créditos a familias y empresas.

Del total de 56 entidades que cumplían los requisitos para acceder a estos avales, como tener un uno por mil del mercado crediticio y haber realizado emisiones durante los últimos cinco años, 54 firmas financieras solicitaron los avales al Tesoro, que sólo denegó una, informó la agencia Europa Press.

La garantía del Estado concedida cubre la emisión de pagarés, bonos y obligaciones admitidos en el mercado secundario oficial en España a cambio de una remuneración. El Estado aplicará comisiones a cada una de las emisiones, que se cobrarán íntegramente en el momento de realizarlas.

En concreto, para emisiones con vencimientos inferiores a un año, la comisión anual será fija, del 0,5%, y para vencimientos superiores a un año, se aplicará la comisión fija de 0,5% más otra variable, que varía en función de los CDS (credit default swap) y de los ratings.

Aunque la vigencia de los instrumentos financieros cubiertos es en principio de entre tres meses y tres años, las garantías podrían ampliarse a instrumentos con una vigencia de hasta cinco años en circunstancias excepcionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.