librosEl Consejo de Ministros aprobó el pasado 18 de julio un Real Decreto que pasó desapercibido en medio de la tragedia aérea de Ucrania pero que tiene importantes consecuencias para la actividad de préstamo que realizan muchos centros culturales, singularmente las bibliotecas. El decreto, que no se publicó en el BOE hasta el pasado viernes prevé que “museos, archivos, bibliotecas, hemerotecas, fonotecas o filmotecas de titularidad pública o que pertenezcan a entidades de interés general sin ánimo de lucro o a instituciones docentes integradas en el sistema educativo español” paguen por el préstamo de obras protegidas por derechos de autor.

Está remuneración deberá pagarla la entidad que presta la obra y se ocuparán de cobrarla las entidades gestoras de derechos de autor. Quedarán eximidos los establecimientos públicos de municipios de menos de 5.000 habitantes y las bibliotecas de las instituciones docentes del sistema educativo. Además, no se cobrará ni por la consulta in situ ni por el préstamo a personas con discapacidad.

Hasta 2016 las entidades deberán pagar 0’16 euros por cada obra adquirida con efecto de prestarla más 0’05 euros por cada usuario que haga uso del servicio de préstamo. A partir de esa fecha pagarán los 0’05 por usuario más una cantidad obtenida multiplicando por 0’04 el número de obras que se han prestado.

El mismo decreto prevé su entrada en vigor para el día posterior a su publicación, es decir desde el sábado 2 de agosto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.