Tras el espejismo del primer semestre del año, donde por primera vez desde el inicio de la crisis, durante un semestre (el primero de 2011), el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) vio aumentar su número de afiliados en 6.367 autónomos, los datos a cierre del tercer trimestre del año nos devuelven a la cruda realidad y vuelven a poner al RETA en signo negativo: el número de autónomos afiliados a la Seguridad Social en los nueve primeros meses del año ha descendido en 12.112 autónomos (-0,4%), pasando de los 3.104.248 en diciembre de 2010 a los 3.092.136 en septiembre de 2011.  Cifra que muestra una ralentización de la pérdida de empleo autónomo con respecto al mismo periodo del pasado año, donde el descenso registrado fue del -1,3%, 39.853 autónomos menos, según un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos –ATA.

Únicamente dos comunidades autónomas – además de Ceuta y Melilla – cerraron el tercer trimestre del año en signo positivo, en cuanto al crecimiento de nuevos emprendedores, destacando el caso de Islas Baleares, que registró un exponencial crecimiento del 6,5%, con 5.076 nuevos autónomos y Andalucía, con un crecimiento de 1.966 nuevos emprendedores en los nueve primeros meses del año (+0,4%). Las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, con un crecimiento en lo que va de año del 1,7% en el caso de Melilla y del 1,4%, en el de Ceuta.

En el resto de comunidades autónomas el elevado número de bajas no lograron superar a las nuevas altas producidas y vieron descender el número de autónomos, siendo la Región de Murcia la que lideró la caída de emprendedores, un -2,2%, lo que se tradujo en 1.995 trabajadores afiliados al RETA menos en 2011. La actual situación de crisis económica también sigue afectando con dureza a los autónomos de País Vasco yLa Rioja (ambas con un descenso del -1,3 %) y de la comunidad autónoma de Aragón (-1,2%), que han triplicado la pérdida de autónomosregistrada, de media, a nivel nacional (-0,4%).  Con una pérdida de autónomos por encima de la media nacional se situaron: Navarra (-1%),Cataluña (-0,8%), Comunidad de Madrid (-0,8%), que duplican la pérdida media nacional, Galicia y Castilla la Mancha, con un descenso del -0,7%. Con un  descenso similar a la media (-0,4%) se encontraron la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Extremadura y Asturias.

Finalmente, las comunidades que, a pesar de perder autónomos desde el inicio del año, han registrado menores pérdidas fueron: Cantabria (-0,3%) y Canarias (-0,2%), con una pérdida de 199 y 114 autónomos, respectivamente.

Si se analizan los datos por provincias, se comprueba que únicamente 12 de las 50 provincias españolas – además de las ciudades autónomasde Ceuta (+1,4%) y Melilla (+1,7%) –  vieron aumentar su número de autónomos en los nueve primeros meses del año, siendo Baleares (+6,5%),Málaga (+2,2%) Girona (+1,5) y Huelva (+1%) las que se situaron a la cabeza en cuanto al crecimiento de nuevos emprendedores.

En el otro extremo, liderando la pérdida de empleo autónomo en 2011 se situaron: Murcia (-1,2%), Lleida (-1,7%), Vizcaya (-1,7%), Zaragoza (-1,5%), La Rioja (-1,3%) y Barcelona (-1,2%).

Por género, cabe destacar que mientras el número de varones descendió en los nueve primeros meses del año un -0,7%, 13.518 autónomos varones menos, el de mujeres aumentó un +0,1% en el mismo periodo, es decir, 1.406 nuevas emprendedoras, amortiguando en cierta medida la pérdida total de autónomos.

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo, una vez más, la construcción fue el que registró unamayor pérdida en el número de autónomos, al descender un -3,9% el número de afiliados al RETA, (16.342 trabajadores por cuenta propia menos en lo que va de año). Otros sectores que también se han visto gravemente afectados por la actual crisis en la que nuestra economía está inmersa en los nueve primeros meses del año fueron agricultura (5.186 autónomos menos, -1,9%), industria (-3.829 autónomos, -1,6%),transporte (-3.236 autónomos, -1,6%), educación (-2.222 autónomos, -3,7%) y actividades administrativas, con una pérdida de 1.873 autónomos en relación a diciembre de 2010, lo que supone un descenso del -1,5%.

Cabe destacar que los sectores de hostelería y comercio han sido los que han suavizado durante 2011 la gravísima pérdida de autónomos en los sectores mencionados en el párrafo anterior, al registrar un crecimiento en el número de nuevos emprendedores del +2,9% en el sector de lahostería (9.243 nuevos emprendedores) y del +0,8% en el comercio, es decir, 6.055 autónomos más.

El resto de sectores, a pesar de no ser los mayoritarios en cuento al número de autónomos,  también han registrado valiosos aumentos en el número de cotizantes al RETA: actividades profesionales (+2.573 autónomos), actividades sanitarias y servicios centrales (+2.148 autónomos), actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (+1.083 autónomos), información y comunicación (+768 autónomos), actividades financieras y de seguros (+295) y, por primera vez en los tres últimos años logra cerrar el tercer trimestre en positivo las actividades inmobiliarias, sector que cuenta con 225 nuevos autónomos.

LORENZO AMOR: “EL CALVARIO AUN NO HA TERMINADO”

 

“A pesar del paréntesis de los primeros meses del año, que nos llevaron a cerrar el primer semestre en positivo – apunta Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA -, tras el verano hemos vuelto a la realidad y tristemente se demuestra, tal y como pedíamos desde ATA, que teníamos que ser prudentes y no lanzar las campanas al vuelo, porque en apenas tres meses no sólo se ha anulado el crecimiento registrado hasta junio (6.367 autónomos más) sino que la pérdida, desde primero de año, es de 12.112 autónomos menos”.

“Todos los indicadores apuntan a que llevamos el mismo camino del año pasado, cuando se produjo en julio de 2010 un cambio de tendencia, hasta cerrar el año con 58.088 empresarios menos. Por ello, y dada la situación que estamos atravesando donde la capacidad del actual Gobierno para frenar la sangría de autónomos y el imparable aumento de desempleados es nula, nos queda un final de año realmente complicado y estamos plenamente convencidos de que en la EPA del próximo mes superaremos los cinco millones de parados. Desde luego, el calvario de los autónomos aún no ha terminado”, comenta el Presidente de ATA.

 

 

1 Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.