A pesar de que España obtiene un incremento de 1,1 puntos (47,4 sobre un máximo de 100) con respecto a 2008 en el conjunto de las distintas variables que determina el nivel de competitividad tecnológica de los países, se ha visto superada por Estonia (23) e Italia (24).

El estudio revela que España mantiene una buena posición en lo que se refiere a entorno global de negocio (87,4 puntos sobre 100) y capital humano (47,9 sobre 100).

En esos dos aspectos, figura entre los 20 primeros países de los 66 analizados, aunque obtiene sus peores registros en los capítulos de infraestructura tecnológica (45,6 sobre 100), y en aspectos de fomento del I+D (10,6 sobre 100).

La mayoría de los veinte primeros países analizados en el estudio se mantienen con respecto al año anterior, excepto Austria, que ha pasado del 18 al 22, intercambiando su posición con Bélgica.

Estados Unidos vuelve a ocupar el primer lugar del ranking, mientras que Taiwán desciende de la segunda a la decimoquinta posición, intercambiando puesto con Finlandia que se incorpora así al top 5, completado por Suecia, Canadá y Holanda, en este orden.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.