El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se reunió ayer con los representantes de las asociaciones de afectados por el caso de los niños robados para informarles del cumplimiento de los compromisos que adquirió en su anterior encuentro, el pasado mes de abril.

El primer paso es proporcionar a los afectados el respaldo institucional de todas las administraciones, proporcionándoles toda la información que esté en sus manos sobre estos casos para que puedan conocer su identidad y origen biológico. Esta es una de las principales pretensiones de las víctimas, que en muchas ocasiones se ven insatisfechas por vía judicial.

Entre las medidas adoptadas para lograrlo destaca la creación de un Servicio de Información a afectados por una posible sustracción de recién nacidos, a través del cual se facilitará a las posibles víctimas el acceso a la documentación e información obrante en la Administración relativa a su filiación natural, como datos registrales y expedientes sanitarios. Se facilitarán estos datos a cualquier persona que disponga de indicios de posibles supuestos de sustracción de recién nacidos, lo que incluye a hijos que buscan a sus progenitores biológicos y también a hermanos.

Los interesados deberán aportar sus datos identificativos, así como todos los que dispongan relativos al nacimiento o alumbramiento y las pruebas genéticas a las que se hayan podido someter. El Servicio de Información, que contará con una oficina física en la plaza de Jacinto Benavente de Madrid, solicitará a las Administraciones e instituciones públicas los antecedentes del caso que podrían tener.

Además, una aplicación informática les permitirá informarse del estado en el que se encuentra la tramitación respectiva y permitirá registrar los datos necesarios para crear un censo.

 Creación ficheros

Asimismo, también se ha incluido en el Boletín Oficial del Estado una orden ministerial que da luz verde a la puesta en marcha de dos ficheros. Uno contendrá las solicitudes de suministro de información administrativa por parte de personas afectadas por la sustracción de recién nacidos. El otro reunirá los perfiles de ADN.

A partir de ahora el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que por primera vez será accesible a los particulares sin necesidad de que exista un requerimiento judicial previo, centralizará los perfiles obtenidos a partir de los informes genéticos aportados por los afectados con el objetivo de incorporarlos a una base de datos única.

El organismo validará técnicamente los exámenes genéticos de los que dispongan estas personas y, en el caso de que aparezca alguna compatibilidad genética que permita aventurar que existe una relación familiar, realizará nuevas pruebas a los afectados para alcanzar una conclusión definitiva.

Al protocolo de actuación del Instituto Nacional de Toxicología se suma una guía de actuación dirigida a los médicos forenses en el caso de que tengan que practicar exhumaciones de recién nacidos con el objetivo de que sean realizadas con el máximo rigor técnico, con el fin de evitar contaminaciones externas y de garantizar que los análisis se realicen en las condiciones más favorables para la identificación.

1 Comentario

  1. Me parece una medida muy necesaria a la hora facilitar y agilizar la identificación y reecuentro de muchas personas que buscan a sus familiares. Facilitar estos trámites y procesos es clave para la resolución de muchos de estos casos de niños que han sido robados. También existen iniciciativas por parte de una empresa española para evitar el robo de recién nacidos en los hospitales,www.icn-tech.com/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.