Se aplazará un año la entrada en vigor de la medida, contenida en una enmienda incluida en la reforma de la Ley de Auditorías y Sociedades Anónimas.

El acuerdo también contempla también que las empresas que salgan a Bolsa dispongan además de un tiempo no superior a un año para adaptar sus estatutos a la supresión de estas limitaciones.

CiU busca con estos matices dar traslado a las observaciones formuladas por el Instituto de la Empresa Familiar, mientras que el PSOE afirma que acepta el retraso para no “perjudicar” a las empresas y no “interferir” en sus juntas de accionistas. Así, la enmienda se aplicará un año después de la entrada en vigor del resto de la norma.

El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ya adelantó que la petición de la federación catalana para aplazar un año la entrada en vigor de esta medida “nunca ha supuesto un problema”. “Esto de los plazos es una cuestión secundaria y no nos preocupa lo más mínimo, lo sustancial está en la enmienda, que refleja nuestro programa electoral”, aseguró.

El acuerdo de PSOE y CiU no contará con el respaldo ni del PNV ni del grupo parlamentario que componen ERC, IU e ICV, que votarán en contra en el debate que se está produciendo en estos momentos, mientras que Coalición Canaria se inclinan por la abstención. Por su parte, el PP todavía no ha definido su postura.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.