A falta de que la República Checa complete el proceso de ratificación del nuevo Tratado, para lo que sólo resta la firma de su presidente, Vaclav Klaus, la Comisión Europea seguirá adelante con sus competencias muy mermadas, una situación que el propio Ejecutivo comunitario desea que dure lo menos posible.

Antes de que se produzca esto, el Tribunal Constitucional checo tiene que pronunciarse sobre el recurso presentado por un grupo de senadores euroescépticos contra el Tratado de Lisboa, quienes alegan que es incompatible la Carta Magna.

El siguiente paso lo dará la Unión Europea, que tendrá que elegir al nuevo equipo de la Comisión Europea, un presidente estable de la Unión y al Alto representante europeo para la Política Exterior, que verá sus poderes reforzados.

El nuevo Ejecutivo comunitario volverá a estar presidido por el portugués Jose Manuel Durao Barroso, pero la composición y número de comisarios depende de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, pues el número de comisarios varia.

Si se aplica el Tratado de Niza habrá 26 comisarios, pero si es Lisboa, entonces se elegirá un comisario por cada uno de los 27 países de la Unión Europea.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.