La duración mínima de las vacaciones laborales para la mayoría de los trabajadores, es de 30 días naturales o 22 días laborables, con independencia de que estemos contratados a tiempo parcial o completo. La empresa y el trabajador, debe fijar los periodos vacacionales de común acuerdo y con al menos dos meses de antelación.

vacaciones laborales

La llegada del mes de agosto, es para muchos, un periodo que llega con ansía, ya que se tienen planes para disffrutar del buen tiempo. Son muchos los interrogantes los que pueden surgir a la hora de conocer en detalle cuales son los derechos, que como trabajdores se tiene para poder disfurtar de las vacaciones.

Por ello, el ordenamiento jurídico español vigente, y bajo el paraguas del Estatuto de los Trabajadores, en su Artículo 38, señala que:

  1. El período de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.
  2. El período o períodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.
  3. El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute.

Fundamento de la necesidad de las vacaciones laborales

La fundadora del bufete Pelegrí Abogados, Amor Pelegrí, afirma que; “El período vacacional es fundamental tanto para el trabajador como para la empresa, pues el descanso es un elemento fundamental para el rendimiento de un empleado. Además, de estar bien organizados los periodos vacacionales de los trabajadores, la empresa podrá reducir al máximo el impacto de esa falta de personal en sus resultados, a la vez que evitará conflictos e insatisfacciones laborales”.

Pese a la claridad de lo anteriormente expuesto, a los trabajadores pueden surgirles ciertas dudas a la hora de pensar en sus periodos vacacionales y en como llevarlos a práctica, teniendo en cuenta por ejemplo diversos aspectos laborales.

¿Cuántos días de vacaciones laborales tiene un trabajador si no ha trabajado todo el año? ¿Y si está contratado a media jornada?

Es evidente que la duración de este periodo se plantea legalmente con referencia al año completo, por lo que si el trabajador no ha desempeñado su actividad profesional durante todo el año, sólo tendrá derecho a la parte proporcional correspondiente al periodo trabajado. Por otra parte, aunque un trabajador tenga un contrato a tiempo parcial o se le haya aplicado una reducción de jornada, la duración mínima de las vacaciones anuales es de 30 días naturales (incluyendo domingos y festivos) o de 22 días laborables (en la mayoría de convenios), por lo que los días de vacaciones seguirán siendo los mismos.

En cuanto a la retribución percibida, si que será en proporción con las horas de trabajo diarias correspondientes, es decir, que el trabajador a tiempo parcial recibirá durante las vacaciones el salario correspondiente a esta jornada parcial (inferior al salario del trabajador a tiempo completo) pero con indepedencia del número de días disfrute de las vacaciones.

¿Puede un trabajajor elegir que días se va de vacaciones?

Los períodos de disfrute de las vacaciones laborales tiene que ser fijados de mutuo acuerdo entre la empresa y el trabajador, y para ello se tendrá en cuenta lo establecido en los convenios colectivos sobre la planificación anual de las vacaciones.

Toda empresa debería de llevar cabo un calendario laboral anual de vacaciones, de modo que todos los trabajadores conozcan, con al menos 2 meses de antelación (salvo que el convenio colectivo por el que se rija su contrato establezca un plazo superior), en qué fechas disfrutarán de sus vacaciones.

Si a pesar de lo establecido en el Estatuto o en el convenio colectivo, no se llegara a un acuerdo entre la empresa y los trabajadores, éstos tendrían la posibilidad de remitirse al Juzgado de lo Social mediante un proceso especial y urgente específico para ello, pudiéndose recurrir la decisión del Juzgado, o bien acudir al sistema de arbitraje y mediación.

¿Qué pasa con bajas por maternidad o por enfermedad y en que afectan a las vacaciones?

Cuando el período de vacaciones laborales fijado en el calendario de vacaciones de la empresa coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el período de suspensión del contrato de trabajo, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en un período distinto al de la incapacidad temporal o el periodo de suspensión, aunque haya terminado el año natural al que correspondan.

Fuente: Pelegrí Abogados

Abogados Derecho Laboral en Barcelona

Abogados Derecho Laboral en Madrid

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.